martes, junio 19, 2007

En un blanco principio

En varias ocasiones que me ha tocado iniciar un trabajo desde cero me encuentro con el papel blanco... vacío… Tanta blancura… tantas posibilidades… tanto espacio… y ni una idea… ni un concepto… nada…

Es una situación que atormenta al más valiente diseñador, es ahí, sentado frente al cuaderno de bocetos en los que algunas veces piensas que a lo mejor haber estudiado ingeniería como muchos te recomendaban habría sido más sencillo; pero mientras miras al techo en espera de inspiración en una superficie tan blanca como el mismo papel recuerdas que no todo está perdido… que existen varias maneras de llegar a ese concepto creativo o idea genial que quieres desarrollar.

Una lectura que puede ayudar a entender esto por lo que pasamos todos los diseñadores es “El Síndrome de la página en Blanco” escrito hace tiempo en Diseñorama pero vale la pena recordarlo.

Por otro lado, una forma de generar ideas es realizando mapas conceptuales, en los cuales desglosas el mensaje inicial en distintas connotaciones, una herramienta que puede ser útil es el Visual Thesaurus que te permite crear mapas de una manera grafica en el que puedes ir desglosando el mensaje central en palabras clave, lo que facilita la selección de una idea creativa.

Lo importante es no dejar que la falta de inspiración te intimide, otra manera de buscar inspiración es manteniendo una alimentación visual balanceada, una buena dosis de libros de diseño y visitar constantemente portafolios y portales de diseño, esto te mantendrá la neurona creativa al tope, pendiente de las tendencias y distintas maneras de aproximación a la transmisión de mensajes. Un buen sitio para visitar es Graphic-Exchange de Fabien Barral en el cual encuentras una recopilación de los trabajos que este diseñador admira.

Así que no te preocupes si el camino que habías escogido para llegar a una idea no te lleva a ninguna parte, recuerda que hay muchas formas de llegar a ella, tu solo tienes que encontrar la que sea adecuada para ti… y si ninguna funciona… es momento de salir a despejar la mente, dejar de preocuparte un rato, ir al cine o salir con los amigos, y ver que el mundo exterior también es una fuente inagotable de inspiración.

1 comentario:

Luis Suárez dijo...

excelente post jessi!

este es un tema basico con el cual todos absolutamente somos afectados. me encanta la parte de "...los que algunas veces piensas que a lo mejor haber estudiado ingeniería como muchos te recomendaban habría sido más sencillo.." jeje. no pudiste describirme mejor. en fin. "esos son gases del oficio" como diria el intestino grueso. ;) el punto y lo sabroso es ese proceso creativo, y al final...dar vuelta atras y ver todo el camino que recorriste.
saludos.

Luis S.